Hábitos de Sueño
17 Marzo 2017 • Sociedad y Personas

10 claves para mejorar tus hábitos y tu calidad de sueño

Dormir: para algunos un placer; para todos, una necesidad vital que nos permite seguir nuestro día a día. Hay a quienes les cuesta más quedarse dormido y quienes, por el contrario, son capaces de estar en los brazos de Morfeo en cuestión de minutos. En cualquier caso, no siempre dormimos como deberíamos, estos son algunos consejos para mejorar la calidad de tu sueño.

Infografía Sueño

 

1. Respeta de las horas de sueño

Dormir, al igual que otras muchas actividades, no se trata solamente de cuanto más mejor, sino que hay que cuidar las horas de sueño. De esta manera, para una persona adulta lo ideal está en dormir entre 7 y 8 horas al día según las recomendaciones de la OMS.

 

2. Cuida los horarios

Aunque en ocasiones puede ser complicado, si somos capaces de mantener un orden durante la semana, es más fácil poder aprovechar mejor las horas de sueño y conseguir que el cuerpo descanse de verdad gracias a unos horarios fijos.

 

3. Evita el Smartphone

Utilizar un smartphone o tablet en la cama para entretenerse antes de dormir puede ser mucho más perjudicial de lo que te imaginas, llevando incluso a un insomnio crónico, algo que afecta principalmente a los adolescentes según un estudio.

 

4. Modera la siesta

Algo tan típico y tópico en nuestro país como la siesta, en realidad puede ser un buen aliado para recuperar fuerzas durante el día siempre y cuando se practique con moderación. Eso sí, alargar este hábito más de 15 o 20 minutos puede ser contraproducente a la hora de dormir por la noche.

 

5. Adelanta la cena

Otro punto en el que los españoles solemos fallar es en el del horario de la cena. Según los expertos, lo ideal es cenar como mínimo dos horas antes de ir a dormir. Las cenas deben ser ligeras, ya que de lo contrario nuestro organismo emplea gran parte de su energía en realizar la digestión y este hecho impide un descanso profundo y reparador.

 

6. Cuida el alcohol

La ingesta de bebidas alcohólicas provoca un sueño de baja calidad en términos de interrupciones nocturnas del sueño y un menor tiempo en fase REM.

 

7. Cambia la postura

Dormir de lado, según los especialistas, es probablemente la postura más saludable, ya que esquiva los dolores cervicales y de espalda, disminuye los ronquidos, mejora la respiración y reduce el reflujo gastroesofágico.

 

8. Costumbres

Según un estudio realizado hace poco por Kimberly Fisher, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), y dado a conocer en la revista Social Indicators Research, en la mayoría de los países el tiempo medio dedicado a dormir oscila entre 8 y 8,5 horas diarias, sumando un total de 56 a 60 horas de sueño a la semana. Los más dormilones son los búlgaros y los franceses, que duermen cerca de 9 horas al día.

 

9. Cama espaciosa

Cuanto más cómoda y espaciosa sea la cama, más aumenta la sensación de relajación en las personas. Además, otros elementos como el colchón y la almohada también van a ser determinantes para que el descanso sea idóneo.

 

10. Y un poco de ejercicio…

La actividad física de forma regular todos los días nos va a ayudar a poder dormir bien. Sin embargo, aunque el ejercicio evita el estrés es importante que se practique con moderación puesto que también es estimulante y, en exceso, podría alterar el ciclo del sueño.