Estudiante primer trabajo
13 Junio 2017 • Sociedad y Personas

¿Te acabas de licenciar y buscas trabajo? Estos 10 profesionales de los Recursos Humanos responden las dudas más frecuentes (I)

Un año más, llega junio y muchos nuevos licenciados buscan incorporarse al mercado laboral. Pero a la horade ponerse manos a la obra, pueden surgir dudas: ¿negocio mi salario? ¿Qué cualidades se valoran más? ¿Qué errores hacen que se descarte un currículum? Por ello, hemos hablado con 10 profesionales de los recursos humanos a los que hemos planteado algunas de las dudas más frecuentes en este importante momento vital y esto es lo que nos han dicho ante las dudas más frecuentes de los recién licenciados.

¿Cuál es la cualidad o virtud que más se valora a la hora de contratar a alguien?

 

“Además de los conocimientos y la experiencia necesarios para el puesto, cada vez tienen más peso sus competencias, las que tenga y las que pueda desarrollar. Variables como la iniciativa, orientación al aprendizaje, adaptación al cambio, orientación al cliente, compromiso, por ejemplo, son más difíciles de desarrollar que los conocimientos que pueda necesitar el candidato. Y algo también muy importante es el alineamiento de los candidatos con la cultura de la empresa. Si no se da es muy difícil que la relación llegue a éxito.” - Alberto Blanco , Director General de Grupo Actual

“No es sólo una cualidad, aptitud o competencia, sino un conjunto de ellas, desde la adecuación al puesto, su conocimiento del sector o la compañía a la que se dirige, hasta su actitud e interés durante el proceso.” - Belén Claver, consultora de desarrollo profesional y RRHH

“Las competencias personales aplicadas al empleo son casi el elemento más diferenciador y definitorio, lo que nos puede hacer resaltar sobre el resto de personas. Por lo general, cualidades como la proactividad, la autogestión, la capacidad de trabajar en equipo, de resolución de problemas... Suelen ser competencias transversales muy valoradas para casi todos los empleos.” - Elena Ariño, Orientadora, formadora y blogger en Plandeempleo.com

“En el momento de hacer un proceso de selección para cualquier perfil profesional podemos decir que lo que más se valora para elegir al candidato idóneo es que se aproxime en lo máximo posible a la necesidad que tiene la empresa a cubrir. Por ejemplo, pensemos en una empresa que quiera contratar a un contable que disponga de 3 años de experiencia y entre los aspirantes se encuentran una persona que dispone de 2 años y otra que dispone de 10 años de experiencia. A pesar de que el segundo candidato pueda resultar más idóneo puesto que ya tiene más rodaje en la posición, la realidad es que atendiendo a las necesidades de la empresa el que mejor encajaría sería el primero.

En el caso de un recién licenciado que busca su primera experiencia profesional uno de los aspectos que más valoraríamos, probablemente el más destacado, sería su actitud. Y en la actitud incluiríamos la motivación que proyecta en la entrevista por incorporarse en una determinada empresa y en una posición relacionada con sus estudios, su nivel de apertura para adquirir nuevos conocimientos, la pasión que tiene hacia su formación y también añado la claridad de su objetivo profesional. Se tiene que tener en cuenta que cuando un técnico de selección lleva a cabo un proceso, en general, dispone de candidaturas con perfiles semejantes entre sí; lo que marca la diferencia entre los aspirantes es la actitud” Laura Martín, consultora de recursos humanos.

“Cobran cada vez más peso las competencias soft (relacionadas con nuestra capacidad de relación y gestión) en relación a las denominadas competencias hard (relacionadas con el aspecto más técnico y del conocimiento). Profesionales abiertos al cambio, con gran capacidad de adaptación, flexibles, con una buena capacidad relacional, conectados y habituados a trabajar en red, que sienten la necesidad y están en beta permanente, se convierten en referentes y son de gran aporte en las organizaciones.” - María Jesús Marquez, Responsable de RRHH en Avanza Externalización de Servicios

“Lo importante es la capacidad de querer aprender, de ser polivalente y de las ganas de sentir que se aporta algo se esté donde se esté. No es solo lo que he aprendido en la carrera sino como mis propios conocimientos los adapto y los implemento” - Miguel Angel Valens, consultor de RRHH y Profesor Asociado en el Grado de Relaciones Laborales en UIB

“Desde mi punto de vista, sin duda, son las ganas de trabajar. El entusiasmo que el entrevistador perciba en la entrevista es crucial y marca la diferencia entre candidatos de similares perfiles curriculares. Ese entusiasmo no solo debemos transmitirlo en la entrevista, deberá acompañarnos también en nuestro día a día, pues será algo a valorar también a la hora de la renovación.” - Cynthia Suárez García, Pedagoga especializada en Empleo y Formación

“Que sea una persona con facilidad de adaptación, proactiva, con habilidades sociales y comunicativas y que cuente con inteligencia emocional, que transmita entusiasmo e interés por el puesto y la compañía.” Sonia Rodríguez Muriel, Directora de RRHH en Taghleef Industries

“Las organizaciones en un mercado tan riguroso como el actual no requieren del trabajador una única competencia sino varias con las que pretenden conseguir el talento de sus empresas, el incremento del rendimiento y conseguir el mejor rendimiento posible Quizás yo como profesional especializada en carrera profesional destacaría las siguientes.

  • Polivalencia. Profesionales formados y con competencias en diferentes áreas que sean capaces de realizar trabajos en diversos puestos.
  • Algo que para mí es fundamental es la disposición hacia el trabajo. Una persona que se abstraiga en aquello que le han encomendado y que ponga el mayor empeño en realizarla.
  • Poseer habilidades interpersonales porque la mayor parte de nuestra vida diaria la pasamos en el puesto de trabajo con lo cual es vital que se mantenga una comunicación fluida, que podamos convivir en un clima laboral dónde haya clima provechoso de trabajo.
  • Competencia para adaptarse a cualquier cambio que pueda surgir en cualquier momento.
  • Proactividad” - Begoña Viña, Consultora de RRHH en Evoluciona-T y blogger en Valle de Empleo

 

En general, ¿se revisan los perfiles en redes sociales de los candidatos? ¿Qué se mira en ellos?

 

“Puede parecer que no sea una práctica habitual, pero sí que es verdad que cada vez se hace más una revisión de la huella digital del/de la candidata/a en las redes sociales. El objetivo puede ser desde el simple y puro cotilleo hasta el comprobar la coherencia del mensaje que transmitimos como profesionales. También es una vía que puede aportar mucha información sobre el/la candidato/a a nivel más personal, y por supuesto, si tenemos perfiles profesionales, sirve como termómetro para ver el grado de conocimiento, actualización y competencia con respecto a la profesión. Por eso es bueno tener una presencia en la red orientada al ámbito profesional con un perfil en redes tipo LinkedIn o también tener un blog profesional donde poder demostrar todas nuestras capacidades y conocimientos. ¿Qué mejor manera de demostrar lo que sabes que mostrándolo a través de un blog, o incluso YouTube o Instagram? La red da muchas opciones, la clave es saber utilizarlas adecuadamente en nuestro beneficio.” – Elena Ariño

“Es muy posible que cuando una persona está en búsqueda activa de trabajo una empresa chequee el perfil de LinkedIn, Facebook, Twitter o Instagram del candidato para conocerlo con más detalle. Es más, una compañía puede llegar a descartar fácilmente a una persona por el contenido que ha visto en las redes sociales incluso sin haberla conocido en una entrevista. Pertenecer a grupos extremistas, hacer publicaciones con carácter discriminatorio en temas de religión, política u orientación sexual o publicar comentarios irrespetuosos es contenido muy poco adecuado y que fácilmente pueden llevar a descartar la candidatura.” - Laura Martín

"Creo que básicamente lo que suele observar es la reputación online que posee el candidato al puesto de trabajo. Lo que te permite ver las redes sociales son la manera de comportarse de una persona, como se relaciona con las personas que le rodean esto complementa de maravilla la información que aporta el curriculum." - Begoña Viña

“No soy partidaria de utilizar las redes como una herramienta de investigación, pero no cabe duda que Google, nos aporta información de gran interés. Me asomo a los medios en busca de su curriculum 2.0, su presencia en las redes profesionales, su capacidad de relación, publicaciones, actividad… es interesante sin duda. En ocasiones si el candidato no tiene bien definida la línea que separa lo privado de lo profesional te llevas sorpresas.” - María Jesús Marquez

“Cada vez más, si se aporta valor es muy útil para conocer las inquietudes profesionales del candidato ¿Qué se mira en ellos? En ocasiones igual se puede mirar más lo negativo que lo positivo, y en ocasiones puede jugar en contra más que a favor.” - Miguel Angel Valens

“Hace unos años nadie tenía que preocuparse por este tema, como mucho se pedían referencias a anteriores empresas y poco más... Hoy en día es algo que sabemos que se hace, los reclutadores investigan las redes sociales de los candidatos y ¡ojo! los candidatos también pueden investigar las redes sociales de los directivos y responsables de recursos humanos. Es algo que nos puede gustar más o menos, podemos estar de acuerdo o no, pero sabemos que se puede hacer y se hace. Sabiendo esto, podemos hacer varias cosas:

  • Olvidarnos de las RRSS: Nos buscarán y no nos encontrarán. Les parecerá raro que no estemos en ninguna de ellas e incluso puede que piensen que somos "bichos raros"
  • Gestionar correctamente nuestra privacidad en las RRSS: Nos buscarán y nos encontrarán pero sólo podrán ver aquello que queramos que vean.
  • Aprovechar las RRSS y potenciar nuestra marca personal: Nos buscarán y, además de encontrarnos rápidamente, podrán ver que compartimos y comentamos artículos interesantes sobre nuestro sector, participamos en debates, estamos al día de las novedades, seguimos a empresas interesantes como la suya, tenemos contactos en común, etc...

Lo que buscan las empresas es precisamente esto último, les encantaría encontrar candidatos con una buena imagen en las redes sociales y para ello tenemos que gestionar correctamente nuestra privacidad y aprovechar el potencial de las RRSS para desmarcarnos del resto de candidatos.” - Cynthia Suárez García

“A mí sí me gusta hacerlo en el caso de los candidatos que ya han pasado la criba curricular. Busco en redes sociales información sobre cómo son a nivel personal y si tienen las cualidades que más nos interesan a los reclutadores y que he nombrado antes. Me fijo en cuáles son sus intereses, cómo y con quién interactúan, si escriben un blog, qué tipo de contenidos publican, a quién siguen, quién les sigue a ellos, etc.” - Sonia Rodríguez

“En mi trabajo, no reviso ni Facebook ni Twitter para la contratación de un candidato, me parece éticamente reprobable, dado que el candidato en ningún momento me indica que están a mi disposición para su revisión y tampoco ofrecen una información “tan importante” de la que extraer comportamientos futuros. Sobre redes profesionales es otra cuestión, y sí, sobre todo miro LinkedIn para hacer búsqueda directa de perfiles cuando no puedo acceder a ellos por canales tradicionales.” – Belén Claver

“Sí, al menos para determinadas posiciones. Lo que se busca es complementar o contrastar la información que aporta un currículum con el rastro digital que dejan las personas mediante su contribución en redes sociales. Algunas organizaciones están intentando ir más allá para tratar de buscar correlaciones entre las competencias de un candidato con su huella digital. En cualquier caso la sensibilidad creciente de las personas por proteger su privacidad puede suponer un freno para este tipo de análisis.” – Alberto Blanco

 

Si me acabo de licenciar, ¿puedo negociar mi salario?

 

“Más que negociar, en primer lugar debo conocer el sector y sus retribuciones. En segundo, debo conocerme y valorar si está en primer lugar mi experiencia o la retribución. Sin éstas premisas no se puede iniciar ninguna negociación.” – Belén Claver

“Depende. A la hora de comenzar nuestro primer trabajo se suele recomendar priorizar la adquisición de experiencia frente a la obtención de una elevada remuneración. En este punto la decisión puede ser personal, pero es importante desde luego el no sobrepasar unos mínimos. Con los actuales contratos de prácticas se garantiza que la persona no cobrará menos del 60% del salario fijado en convenio para un/a trabajador/a que desempeñe el mismo o equivalente puesto de trabajo durante el primer año de duración del contrato, o del 75% durante el segundo año. Y en ningún caso el salario será inferior al salario mínimo interprofesional. Probablemente, antes de negociar el salario, sea más interesante negociar la modalidad contractual.” – Elena Ariño

“Lógicamente no es momento. Debes de priorizar por el proyecto en líneas generales. Por el desarrollo y conocimiento que te va a aportar, el entorno, la cultura de la empresa…. Existen prácticas y proyectos que a modo de escuela, te aportan mucho más que un Master y a la larga compensa.” - María Jesús Marquez

“Normalmente, la negociación del salario suele ser algo "reservado" para aquellos profesionales con más experiencia, pero cada empresa, cada puesto, cada entrevista, cada entrevistador, cada candidato... SON DIFERENTES, por eso no podemos generalizar.” - Cynthia Suárez García

“[…]Tenemos que prestar atención también a qué tipo de salario emocional y/o beneficios nos ofrece la compañía, ya que la retribución no es solo lo que importa, por ejemplo: gimnasio, flexibilidad de horario, teletrabajo, formación, vehículo, seguro, etc.” - Sonia Rodríguez

 

¿Cuál es el error más común que hace que se descarte un currículo?

 

“Existen una multitud de errores que generalmente las personas que están en búsqueda de empleo cometen cuando buscan una nueva oportunidad profesional. Bajo mi punto de vista, el más grave es, sin duda, no adaptar el currículum a la oferta y/o empresa a la que aplicas. Muchas personas, disponen de un único currículum que envían a todas las ofertas que ven sin considerar qué es lo que solicita la empresa, qué competencias valoran y qué conocimientos o experiencia solicitan.” - Laura Martín

“Cuando hagas tu primer curriculum, sobre todo si no tienes experiencia laboral con contrato, no debes olvidar añadir las prácticas, colaboraciones o voluntariado que hayas desarrollado, y todo ello dentro del apartado de Experiencia Profesional.” – Elena Ariño

“Que sea uno más de los muchos que recibe un reclutador y que no sea evidente cuál es la oferta de valor del candidato para la empresa.” – Alberto Blanco

“No existe un único error, eso es un tópico y una generalidad. Se descartan en base a criterios de descripción del puesto, cumplimento de requisitos mínimos…” – Belén Claver

“No ser claro y ordenado, si te llega un cv en una folio con buena foto, los skills muy claros y el recorrido profesional con un título, subtítulo y dos líneas de descripción es lo mejor, y siempre ayuda mucho una carta de presentación para contar las inquietudes profesionales presentes y futuras.” - Miguel Angel Valens

"En mi opinión, uno de los "errores" más comunes en los currículums es no detallar brevemente las funciones desempeñadas en el puesto. No es un error que directamente descarte un currículum, pues es cierto que en la entrevista personal podría tratarse en profundidad este tema, pero en muchas ocasiones no llegamos a lograr una entrevista porque damos por sentado que el reclutador que va a leer nuestro currículum tiene que conocer las funciones que hemos desempeñado en tal puesto y no es así.” - Cynthia Suárez García

“Faltas de ortografía, formato descuidado, información caótica o mal presentada, así como solicitar un puesto que no tiene nada que ver con nuestro perfil.” - Sonia Rodríguez

 

Puedes leer la segunda parte del post, donde los profesionales responden a preguntas sobre prácticas, qué buscar en un primer trabajo o la posibilidad de hacer un Máster nada más terminar.