Ecología
29 Diciembre 2016 • Medio Ambiente

4 cosas que los Reyes Magos pueden enseñar a tus hijos sobre ecología

El día de Reyes es mágico, especialmente si hay niños en la casa. Los nervios del día antes, la emoción al ver los regalos, la ilusión al desenvolverlos, pero… ¿Qué hacemos con todos esos papeles, envoltorios, cajas y desechos en general que inundan nuestro salón al terminar?

La mañana de Reyes es un día perfecto para enseñar valores de sostenibilidad y ecología a tus hijos. Te damos 4 ideas de lo que puedes hacer ese día:

A que toda la familia puede reciclar

Una vez que hayáis terminado con los regalos, es posible que el salón parezca una auténtica leonera: cajas, plásticos, papel de regalo. En vez de ser tú quién recojas todo apresuradamente, anima a tus hijos a identificar contigo los tipos de material y separarlos por tipo. Entre todos, será rápido y casi como un juego. Si están desganados, ayúdate de una canción o conviértelo en una búsqueda del tesoro de los diferentes materiales.

A reciclar correctamente

Una vez separado, toca reciclar. Para que sea también una actividad familiar, bajad todos juntos ese mismo día con los residuos y depositad cada cosa en su contenedor correspondiente o en el punto limpio si es necesario. Es un buen momento para explicarles la importancia de reciclar.

A usar papel de regalo reciclado

También es interesante usar papel reciclado para envolver los regalos o, incluso reutilizarlo. Si te decantas por la primera opción, no te olvides de hacer notar a los niños que los Reyes usan ese tipo de papel porque se preocupan del planeta (al fin y al cabo, llevan miles de años en él). La segunda opción también puede ser divertida, sobre todo si eres de los que dejas la tarea de envolver para el último momento: id buscando, junto con los niños, papel de regalo ya usado los días previos y dejadlo amontonado en algún lugar “visible” para los Reyes con una nota.

A reciclar juguetes antiguos

La mejor forma de reciclar juguetes, sin duda, es darles una segunda vida en las manos de otros niños. Ya sea el día de Reyes o unos días antes, puedes animar a tus hijos a elegir algunos que ya no usen para donarlos a una ONG. Cáritas y Cruz Roja gestionan campañas de este tipo, pero también puedes preguntar en tu parroquia más cercana o en el Ayuntamiento. Incluso algunos colegios, guarderías públicas y hospitales son una buena opción.