Ventanas ahorro
26 Junio 2017 • Hogar

Ventanas y ahorro energético: esto es lo que debes tener en cuenta

Por Jesus Vitores, Experto de cerramientos de Leroy Merlin España

En nuestra casa, hay elementos esenciales como son las ventanas y las puertas que evitan el ruido del exterior y mantienen nuestro hogar aislado del frio y el calor. Un buen cerramiento hermético necesita menos energía, lo que mejora el rendimiento energético y a su vez permite ahorrar en la factura. Al fin y al cabo, las ventanas son la barrera que preserva las condiciones de temperatura y confort.

Habitualmente las ventanas de un hogar se cambian bien porque se han quedo obsoletas, o bien porque se va a hacer una reforma de la casa. En ocasiones, también para solucionar problemas de aislamiento acústico o térmico. Ahorro, estética, limpieza, seguridad, confort… Son motivaciones y preocupaciones muy comunes.

Pero una vez que hemos decidido cambiarlas, hay que elegir qué tipo de ventana o puerta se ajusta más a nuestra vivienda y estilo de vida debemos saber qué factores influyen. Te explicamos algunos trucos a tener en cuenta que pueden ayudarte a dar con la ventana ideal o la puerta perfecta.

 

Analiza qué tipo de vivienda tienes

Es importante saber analizar el tipo de apartamento en el que vivimos. No es lo mismo un chalet, que un piso o un loft. La orientación de las mismas también es un factor clave a tener en cuenta a la hora de valorar un cambio de cerramientos junto con la orientación geográfica. De esta manera podremos saber qué aspectos son los más importantes para nosotros. Por ejemplo, es posible que si vives en un piso antiguo le des más importancia al aislamiento térmico que al aislamiento acústico.

Mapa de zonificación climática
Mapa de zonificación climática

 

Como puedes ver en este mapa, dependiendo de dónde esté la vivienda las necesidades pueden ser muy distintas por ejemplo en cuanto a la tramitancia térmica máxima (es decir, la cantidad de calor que se transmite en una determinada ventana).

Esta unidad de medida, que se expresa con la letra “U” es la que indica la eficiencia: cuanto menor es el valor de la U, mayor es la eficiencia. Tanto los perfiles como los vidrios de las ventanas deben ir acompañados de una etiqueta que indique este dato, el certificado CE y la verificación.

 

¿Qué materiales se adaptan a mis necesidades?

Haber analizado que necesidades tenemos nos permite con más facilidad acercarnos a los materiales que más se ajustan a las mismas.

La mayoría pensamos que las ventanas son exclusivamente vidrio y el perfil, y quizás nos sorprendamos al saber que hay muchos más elementos que debemos tener en cuenta: la apertura de la ventana, la persiana, el cajón y los herrajes.

Vamos analizar cada parte y así poder elegir los materiales más adecuados:

1. Perfiles: ¿PVC o aluminio?

Esta decisión puede ser más complicada de lo que parece. Las personas que le dan más importancia a la parte estética suelen elegir aquellos que son de aluminio ya que tiene un mayor atractivo decorativo. Sin embargo, aquellos que valoran más la funcionalidad probablemente le gusten más los de PVC, ya que con un mismo grosor ofrecen una mayor rotura térmica.

2. Vidrios: ¿Qué es la unidad de medida de la eficiencia térmica?

Es un concepto básico, pero complejo, que debemos tener en cuenta a la hora elegir los vidrios de nuestro hogar. Lo más recomendable es dejarnos guiar por un experto partiendo de la base de que siempre será mejor el doble acristalamiento.

3. Apertura: en busca de la eficiencia

Si quieres tener ventanas eficientes, lo mejor son las ventanas batientes y las oscilo batientes. En el lado opuesto encontramos las hojas correderas.

4. Persianas y cajones: apuesta por la calidad

Las persianas y los cajones son dos elementos a los que nos les solemos prestar suficiente importancia, a pesar de que son esenciales en la correcta retención del calor. La inversión en producto de buena calidad, puede suponer hasta un 90% de diferencia en la pérdida de frío o calor.

5. Herrajes

Son elementos muy técnicos a los que no solemos atender a la hora de elegir una ventana, y que sin embargo, son fundamentales para un buen aislamiento térmico y acústico, y con una relación muy estrecha con la seguridad. Una buena medición e instalación es fundamental en este caso.

 

Busca apoyo en la instalación

Es muy recomendable que invitemos a un especialista a nuestra casa antes de la instalación, ya que podrá aconsejarnos mejor. Por ejemplo, si tenemos niños, puede sugerirnos la instalación de vidrios de seguridad. Por último, toda instalación debe incluir una garantía de sellado, que es algo que debemos valorar a la hora de solicitar presupuesto.