ahorro bombillas
15 Febrero 2019 • Hogar

10 consejos prácticos para ahorrar en iluminación

¿Sabes cómo mejorar la eficiencia energética en casa? En los hogares españoles, el 5% del gasto eléctrico está directamente vinculado a la iluminación. Pero gracias a la elección del tipo de bombilla, los aparatos de regulación y otras medidas que puedes adoptar en casa, optimizarás la eficiencia energética, cosa que agradecerán tanto el medio ambiente como tu bolsillo. Por eso te damos 10 consejos para reducir el consumo de energía en el hogar:

1. Utiliza bombillas LED. Consiguen una iluminación más eficiente y duran al menos 10 000 ciclos de encendido y apagado. Aunque el precio de este tipo de bombillas suele ser algo más elevado, la inversión se recupera rápidamente gracias al ahorro en el consumo de energía.

2. Limpia las bombillas. Parece una obviedad, pero cuando están sucias se reduce su eficiencia. No dejes que eso pase y sácales brillo de vez en cuando. ¡Ojo! Siempre en frío y nunca con agua. Puedes usar un poco de alcohol o amoníaco para dejarlas impecables.

3. Coloca detectores de movimiento en zonas de paso como el pasillo y la entrada y en habitaciones de poco uso, tal y como son el garaje o el trastero. Estos aparatos permiten automatizar el encendido y apagado de la luz cada vez que detectan la presencia o ausencia de personas en la estancia.

4. Utiliza reguladores para ajustar la luz. Se puede aumentar o disminuir la intensidad de las bombillas, reduciendo así el consumo de las mismas. Dichos reguladores se colocan, bien en la pared con control remoto, o bien en el propio cable de la lámpara. Ten en cuenta que no funcionan con todas las bombillas.

5. Utiliza luces directas para las actividades que lo permitan como leer o estudiar, y elimina las indirectas, que tienen más potencia y suponen un mayor consumo.

6. Aprovecha la luz solar. ¡Es el mayor ahorro! Para ello podemos ayudarnos de motores de persiana y toldos con sensor solar y crepuscular. Éstos detectan los niveles de luz y ayudan a aprovechar la luz y el calor del sol en invierno, evitando pérdidas de energía en verano.

7. No derroches. Aprovecha la luz del día y apaga las luces al salir de las habitaciones.

8. Emplea relojes y programadores para automatizar algunas bombillas. Permiten apagar las luces a una hora determinada y así evitar el consumo prolongado y excesivo.

9. Si tienes instalados tubos fluorescentes, continúa utilizándolos. Consumen muy poco y ayudan a optimizar la eficiencia energética. Eso sí, finalizada su vida útil, llévalos a un punto limpio y ayuda también al medio ambiente.

10. Opta por las paredes y los techos de colores claros en la medida de lo posible. Los tonos cercanos al blanco reflejan la luz, creando espacios más luminosos con menos esfuerzo energético.

Ahora que ya conoces algunos consejos para optimizar la eficiencia energética en casa, valora cuáles puedes poner en práctica para reducir el consumo. Muchos de ellos son tan sencillos que no tardarás en adoptarlos en el día a día y notarlo en la factura de la luz. ¡El planeta también te lo agradecerá!