bosque mediterraneo
22 Julio 2019 • Medio Ambiente

Recuperar los paisajes perdidos: así se protegen estos 11 bosques amenazados

Este el nombre de la exposición que repasa diez años de colaboración entre WWF y CORREOS para recuperar bosques por toda la península. Un trabajo que se refleja en once bosques distintos, pero todos amenazados, y que gracias a esta colaboración serán más resistentes a los incendios, a la desertificación y al cambio climático.

bosque mediterraneo

 

Recorrer los Bosques de WWF y CORREOS es la mejor manera de conocer los rincones más característicos de la península y aprender de los usos del territorio que se hace en cada uno de ellos. Así, hemos vuelto a dar vida a dos bosques afectados por incendios terribles, uno fue en 2005 y otro en 2012: un sabinar en el Alto Tajo (Guadalajara) y un pinar en la comarca de Los Serranos (Valencia). También ayudamos a frenar la desertificación, como hicimos en Lorca (Murcia), y potenciamos las dehesas para que nos les afecte la seca, como en Valencia de Alcántara (Cáceres). Los bosques de ribera son fundamentales como corredores ecológicos para que se desplacen los animales y para que los ríos estén limpios y por eso restauramos dos de ellos, en el madrileño Parque del Sureste y en Doñana, el humedal más importante de Europa. En Tembleque (Toledo) recuperamos una antigua zona de uso agrícola como encinar y en Peralta de Calasanz (Huesca) estamos dando forma a otro. La galería de bosques se completa con dos de carballos en Lugo y Pontevedra y uno mediterráneo en Campanario de Azaba (Salamanca). En total, once bosques, 40.200 plantones de planta autóctona y 126 hectáreas.

mapa de los bosques

 

Línea Bosques de CORREOS

Esta colaboración que da vida a los bosques es posible gracias a la “Línea Bosques” de CORREOS, que destina una parte de sus ingreso a la restauración forestal. Muchas veces no somos conscientes de la importancia de los gestos diarios para el medio ambiente, pero la elección de algo tan sencillo como un paquete postal de cartón reciclado de la “Línea Bosques” ayuda de una forma muy sencilla a recuperar paisajes por toda la península.

La importancia de restaurar las heridas del paisaje

Para WWF la restauración de los ecosistemas es una línea prioritaria de acción desde hace muchos años, como refleja esta exposición. En este proceso se siguen cinco pasos, todos interconectados. El primero es identificar las características de la zona donde se va a trabajar: de dónde viene el daño, si sigue existiendo esa amenaza y, en ese caso, cómo frenarla. El segundo es buscar con quién vamos a actuar: pueden ser administraciones, asociaciones la zona, voluntarios o población local, porque solo con la implicación de todos los agentes se puede volver a dar vida a un paisaje. A continuación se decide con qué plantas se va a restaurar y cómo hacerlo, y siempre se apuesta por especies autóctonas, más adecuadas a las características de cada zona. El cuarto paso es propiciar que la naturaleza se vaya recuperando por sí sola, aunque con apoyo cuando sea necesario, ya sea a través de riego auxiliar en los primeros momentos de la plantación, labores de desbroce o reposición de marras. Y el último paso, fundamental, es la evaluación de la actuación realizada para analizar los aciertos y los errores y poder así seguir ayudando a la buena forma de los ecosistemas.

rueda de la restauración

Para WWF, restaurar es ayudar a la naturaleza a regenerarse por sí misma, de manera integral.

La restauración es una acción tan relevante para la naturaleza que la ONU ha declarado 2021-2030 como la Década para la Restauración de los Ecosistemas con el objetivo de incrementar la recuperación de los espacios degradados en todo el planeta.

La exposición “Los Bosques de CORREOS y WWF: recuperar paisajes perdidos” se puede ver en la oficina principal de CORREOS del Palacio de Cibeles hasta finales de agosto. A partir de entonces circulará por más ciudades españolas. Más información en wwf.es/correos