Reciclar bombillas
03 Enero 2019 • Hogar

Cómo reciclar bombillas: resuelve tus dudas

Todos tenemos bombillas en casa. Y aunque, por lo general, tienen un ciclo de vida largo, llega el momento de deshacernos de ellas y puede que no tengamos muy claro dónde depositarlas o cómo darles una segunda vida.

Hace más de 20 años que se reciclan los envases en España, desde la Ley de Envases aprobada en 1997. Los ciudadanos hemos ido aprendiendo con los años y el sistema de reciclado ha evolucionado: cada vez es más sencillo, más eficiente y pueden reciclarse más objetos.

Con todo, aún hay dudas sobre cómo reciclar algunos objetos, sobre todo aquellos que combinan más de un material, como es el caso de las bombillas. Estas tienen generalmente una parte de vidrio, otra de metal, de plástico y en algunos casos, elementos químicos y metales pesados que pueden resultar tóxicos.

infografía bombillas

Por eso es especialmente importante saber cómo reciclar las bombillas y rebajar el impacto que puedan causar sobre el medio ambiente. Toma nota:

1. No se tiran las bombillas al contenedor de vidrio. Nunca. Como hemos dicho, están fabricadas con diversos materiales y deben pasar por un proceso específico para separarlos.

 

 

2. Cada bombilla se recicla de forma diferente y, de hecho, hay bombillas que no se pueden reciclar. Fíjate en cómo es la bombilla y, si tienes dudas, pregunta en el punto limpio más cercano o en cualquier ferretería o tienda de bricolaje.

3. Acude al punto limpio para reciclar las siguientes bombillas:

Fluorescentes Son bombillas de vidrio con vapor de mercurio en su interior, tal y como explica Ecoembes. Por ello se puede recuperar y reciclar cada una de sus partes, y es importante que se haga bien para no emitir el mercurio al medio ambiente.

Ahorradoras o fluorescentes compactas Estas bombillas utilizan la misma tecnología que las fluorescentes tradicionales, pero consiguen un menor consumo. Sin embargo, han de reciclarse igualmente para reducir el impacto sobre el medio ambiente.

De descarga Como estas bombillas también contienen mercurio (la “descarga” se refiere a descarga de mercurio) tienen que reciclarse en un punto limpio para que las partes puedan ser separadas y el metal, aislado.

LEDs. Las bombillas led no utilizan gas ni halógenos en su interior, sino diodos y metales. Son menos contaminantes y más eficientes que las bombillas tradicionales, y pueden reciclarse sin problema en cualquier punto limpio.

Luminarias. Los dispositivos que integran una o varias bombillas también pueden y deben reciclarse. Al depositarlas en un punto limpio se garantiza la separación de los materiales que la componen. Algunas luminarias contienen pequeñas cantidades de mercurio, que ha de clasificarse con mucho cuidado.

Consulta tu punto limpio más cercano y lleva las bombillas para reciclarlas. Se pueden llevar hasta tres bombillas por persona y día. En algunos supermercados y ferreterías hay puntos limpios móviles y contenedores que posteriormente se llevarán a plantas de reciclado.

4. Contenedor de desechos. Tal y como hemos comentado, hay algunas bombillas que no pueden reciclarse. Por este motivo y porque suelen ser mucho menos eficientes se desaconseja su uso. Estas bombillas se depositan en el contenedor verde oscuro o gris (depende de la localidad) de desechos o fracción resto. Estas son las bombillas que debes tirar en dichos contenedores:

• De filamentos

Son propias de las instalaciones antiguas y resultan poco eficientes energéticamente. Como no pueden reciclarse, hay que depositarlas en el contenedor de desechos; nunca en el de vidrio, pues contienen más materiales que dificultarían el proceso de reciclaje.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#Bombetes #bombillas #light bulb. No confondre potència (#watts) amb lluminositat (#lumen): Una bombeta incandescent que consumeix 75 watts genera uns 1.100 lúmens; per generar aquesta mateixa llum, la fluorescent necessita 20 watts i la de tipus led, 14. # El color de la llum es mesuri en graus kelvin: A menys graus kelvin, més càlida és la llum i el seu efecte més relaxant. Fins als 3.000 graus kelvin, la llum és groguenca, càlida i relaxant, ideal per a estades com el saló, l’entrada de l’habitatge o el dormitori. Des de 3.500 a 4.500, és blanc neutre, menys relaxant, ideal per a estades com el bany, l’estudi, la cuina o estades en les quals necessitem molta llum; i a partir dels 5.000, és blanc fred, i sol utilitzar-se a entorns laborals ja que s’assembla molt a la llum del dia. Tenir en compte que el consum energètic va directament lligat als watts: Quants més watts, major consum.

Una publicación compartida de Lampisteria Rafa Joan SL (@lampisteriarafajoanslu) el

• Halógenas

Están conformadas por vidrio, filamentos de metal y distintos gases, lo que imposibilita su reciclado. Desde septiembre de 2018 está prohibida su comercialización, pero si aún te queda alguna en casa, asegúrate de tirarla al contenedor gris o verde oscuro cuando no vayas a darle más uso.

5. No olvides que puedes reutilizarlas y darles una nueva vida. Pero siempre, al desecharlas, hazlo en el contenedor adecuado.

 

Ahora que sabes cómo reciclar cada bombilla, lleva a su lugar todas las que ya no estés usando en casa. Según Ambilamp, hay 900 toneladas de bombillas fundidas en los hogares españoles. No las arrumbes y recíclalas. ¡Mejor para todos!