Confianza inteligente
10 Abril 2018 • Sociedad y Personas

¿Cómo ser madre o padre usando la CONFIANZA inteligente?

 Para gobernar son precisas tres cosas: armas, comida y confianza. Y si no pudiesen tenerse las tres abandónese primero las armas y después la comida - Confucio

¿Podemos vivir en un espacio de no confianza? ¿Nos sentimos a gusto en un espacio con exceso de confianza en el que no se respeta a alguno de sus miembros? En ocasiones, hemos vivido o conocemos familias en las que ha podido ocurrir lo primero o, incluso con mayor frecuencia, lo segundo.

Pero, ¿cómo crear confianza a nuestro alrededor? La confianza, sin duda no es una cuestión de palabras, sino más bien, de hechos, de acciones, de comportamientos.

No se trata de confiar ciegamente. En realidad ese tipo de confianza, en ocasiones, va ligada a un bajo interés por el otro. Asociándolo con el mundo de la empresa seria la acción de abdicar frente a la de delegar la cual corresponde con la confianza inteligente (CI).

Esta confianza inteligente exige un análisis, tener en cuenta el contexto de cada familia y el momento que corresponde a diferentes edades tanto del padre y la madre como de los hijos.

ayudar con confianza

Diríamos que la CI se encuentra en un punto intermedio entre la confianza ciega (CC) y la desconfianza (D)

CC ________________CI________________D

Está claro que la confianza “se replica”. Es decir, cuando un padre o una madre confían en su hijo o hija va a facilitar que estos confíen más fácilmente en sus progenitores. Y se va creando un clima de confianza que desencadena un fluir en las relaciones.

¿Cómo comportarse entonces para ir creando ese espacio de confianza?

confianza con los hijos

Diversas investigaciones nos conducen en esa línea al desarrollarse el concepto en cualquier sistema social. Trabajamos con un modelo:

Gestión por Confianza = A + 7 C´s

En el que A= AUTOCONFIANZA y las 7 C´s son las siguientes

C1 – COMPETENCIAS como MADRE o PADRE

C2 – CONSCIENCIA de tu HIJO

C3 – CLARIDAD

C4 – CUMPLIMIENTO

C5 – COHERENCIA

C6 – CONSISTENCIA

C7 – CORAJE

Se trata de a través de estas competencias ir evolucionando desde el “miedo y el hipercontrol” a “la confianza y el compromiso” y el punto de partida es la autoconfianza del padre y la madre.

 

La importancia de la autoconfianza

¿Qué sucede con el concepto, valoración, imagen, estima que cada uno tiene por sí mismo? No es fácil confiar en alguien en quien percibimos baja autoconfianza, ¿no es cierto?

Si queremos pues inspirar confianza a nuestros hijos, de entrada tendremos que trabajar nuestra autoconfianza. Que por supuesto no tiene que ver nada con la prepotencia ni el engreismo.

Desde nuestra autoconfianza aceptamos nuestra vulnerabilidad al confiar en otros, es importante, por tanto, revisar nuestro autoconcepto, es decir qué es lo que pienso sobre mí mismo, ¿Cuál es la imagen que tengo actualmente de mí? ¿Cómo ha ido evolucionando a lo largo de mi vida? ¿Qué pasa con ella cuando estoy en situaciones difíciles?

¿Qué sucede con nuestra autoestima? ¿Cómo me quiero? Y a veces tenemos serias dificultades con colocarnos en la cima de nuestra escala del amor, ¿No sería eso egoísmo, egocentrismo? Y sin embargo, casi todos recordamos aquello de “amar al prójimo como a uno mismo”. Partimos de la idea de que “no se puede dar lo que no se tiene”.

Con frecuencia nos sucede que cuando estamos “bajos” nos olvidamos de los logros que hemos conseguido en nuestra vida, adversidades que hemos superado. Y nos vendría bien el traerlos de tanto en tanto a nuestra mente. Es lo que llamamos autoeficiencia. O podemos reflexionar también sobre nuestra automotivación. En qué somos singulares y nos distinguimos en algún espacio. Como madre o como padre, ¿destacarías en algo?

Es muy resaltable lo que llamamos autodisciplina que en definitiva es una herramienta de primer orden para ir dirigiendo cada vez más nuestra vida.

Si trabajamos estos cinco factores podremos ir reforzando nuestra AUTOCONFIANZA que sería el primer paso para facilitar mi confianza en otros y la de otros en mí.

En efecto, la confianza nos hace vulnerables pero nunca débiles. Pero es que así es la vida por lo menos para los que deciden como vivir y hacia dónde ir. La vida es como el mar. O se mira desde la orilla o se arriesga uno a navegar para disfrutar de la singladura que hayas elegido.

Desde la baja autoconfianza, se controla. Desde la autoconfianza, se educa.

 

Las 7 C's de la confianza para madres y padres

Confianza padres y madres

C1 – COMPETENCIAS como MADRE o PADRE

En diferentes estudios se llegan a listar más de 20 competencias. ¡Siempre queremos padres perfectos! Nosotros preferimos reducirlas al máximo ya que además en las otras C´s ya aparecen otras competencias. Un padre o una madre en cuanto a su papel son como los profesionales que tienden a buscar la excelencia en su quehacer.

Así pues, aquí destacamos:

  • VOCACIÓN como padres
  • Cuidado CARIÑOSO y SENSIBLE
  • ACTITUD VITAL POSITIVA
  • AUTORREGULACIÓN
  • COMPASIÓN (EMPATÍA + ACCIÓN)

No conviertas un mal momento en un mal día. La única diferencia entre un buen día y un mal día es tu actitud.

C2 – CONSCIENCIA de tu HIJO

Lo cual implica respeto, observación, atención, escucha, participación, comprensión, aceptación de tu hijo “como legítimo otro”. El niño es otro ser humano en desarrollo que exige respeto. “Respeto” significa “mirar de nuevo”. No te canses de mirarle. De descubrirle.

C3 – CLARIDAD

Que significa apertura, mostrándonos tal como somos, respetando nuestra intimidad pero venciendo el miedo a que nos conozcan. La claridad implica la verdad. La mentira es un arma muy poderosa de destrucción de cualquier relación. Practiquemos con la verdad una y otra vez. La verdad desde el amor nunca hace daño.

C4 – CUMPLIMIENTO

Imprímele valor a tu palabra. Garantiza tu palabra. Tradicionalmente se decía que era “formal” la persona que cumplía siempre con lo que había prometido.

C5 – COHERENCIA

La actuación proactiva de madres y padres actuando desde su ejemplo funciona como la energía de las ondas al lanzar una piedra a un estanque.

 

Obrar es fácil, pensar es difícil, obrar según se piensa es aún más difícil - Goethe

C6 – CONSISTENCIA

A lo largo del tiempo tus comportamientos están alineados con unos determinados valores. Vamos, en efecto cambiando de camino pero no de dirección (valores). La madre y el padre no tienen por qué pretender que sus hijos sean adivinos de sus cambios de estado de ánimo y menos aún de su relativismo en valores.

Sé tú mismo, todos los demás puestos están ya ocupados - Oscar Wilde

C7 – CORAJE

Para decir no cuando es no. Para que haya el sí, tiene que haber antes el no. Coraje implica voluntad y disposición para poner límites y determinación clara para exigirlos. También significa tener valentía para pedir perdón, para reconocer el error, para pedir ayuda, para expresar nuestra vulnerabilidad como madre o padre.

Se trata de a través de estas competencias ir evolucionando desde el “miedo y el hipercontrol” a “la confianza y el compromiso” y el punto de partida es la autoconfianza del padre y la madre.

 

7 ideas inspiradoras

Terminamos con 7 “flashes” por si nos pueden inspirar.

  • “QUIEN AMA Y CONFÍA, EDUCA”
  • La AUTOESTIMA es la base principal para encontrar un buen lugar en el mundo.
  • Quien ya no se ASOMBRA de nada, seguro que es un viejo, de cualquier edad.
  • Facilita, impulsa lo que AMAN tus hijos, su PASIÓN, no sus caprichos.
  • Nos empeñamos en que los niños cambien, ¿Por qué mejor no CAMBIAMOS nosotros la perspectiva de ellos, nuestra mirada?
  • “Mientras más lejos miramos, más disfrutamos de las cosas cercanas de la vida” Leon Felipe
  • “No te preocupes porque tus hijos no te escuchen. Te observan todo el día” Teresa de Calcuta

Leroy Merlin patrocina Gestionando Hijos, el evento de las buenas ideas para la tarea más importante y apasionante: Educar a tus Hijos. 9 expertos y más de 600 padres y madres que quieren saber más para educar mejor.