Javier Fernández Copade
06 Junio 2018 • Sociedad y Personas

Consumir Comercio Justo significa mejorar la vida de millones de personas en todo el mundo

Durante el pasado año 2017, el Comercio Justo facturó más de 40 millones de euros, lo que supone un crecimiento anual del 13%. Además, desde el año 2000, el Comercio Justo ha multiplicado por cuatro sus ventas creciendo año a año más de un 9,5% de media. Incrementos que, incluso se han mantenido, durante los momentos de crisis económica en la que se produjo una caída del consumo y que muestran el potencial de crecimiento del sector a corto y medio plazo. Café, panela, chocolate, quinoa, pastas o artículos de artesanía son algunos de los productos de Comercio Justo más demandados, sin olvidar los productos certificados FSC y Madera Justa (primer sello de Comercio Justo para el sector forestal).

Pero, nunca hay que olvidar el auténtico valor de los productos de Comercio Justo, ya que va más allá del mero acto de consumo, representando un compromiso con un modelo de comercio alternativo donde se ponen en primer plano los derechos sociales de los trabajadores y no la rentabilidad económica, mejorando la vida de las familias de los productores en sus países de origen mediante diferentes programas sociales y de sensibilización.

Además, el Comercio Justo, entre otros muchos valores, garantiza la altísima calidad de los productos, la igualdad de oportunidades para productores en situación de desventaja económica; transparencia y responsabilidad, el pago de un precio justo, la ausencia de trabajo infantil, la equidad de género, buenas condiciones de trabajo y el respeto por el medio ambiente.

Compromiso con el Comercio Justo

Desde Fundación Copade – Comercio para el Desarrollo-, trabajamos con grupos productores de países tanto del hemisferio Norte como del Sur para promover estructuras socio-económicas sostenibles y respetuosas con el Medio Ambiente, que hagan a estos grupos agentes de su propio desarrollo. Creamos redes participativas entre productores y Administraciones Públicas, empresas, instituciones y otros agentes sociales, tanto a nivel local como mundial, para que impulsen nuevas formas de cooperación económicamente rentables, sostenibles y socialmente responsables.

Por ejemplo, trabajamos en Guatemala junto a la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) y la Empresa Comunitaria de Servicios del Bosque (FORESCOM) desde 2012. Nuestros productos de Madera Justa provienen de las concesiones forestales de Petén, donde las comunidades manejan el bosque con justicia social. Unas 2.000 familias aproximadamente, con un total de 322.000 hectáreas de bosque certificado FSC y un total de 7.500 m3 de madera anual para oferta comercial.

También hay otros productos como nuestro café Tierra Justa que proviene del municipio hondureño de Marcala. Este intenso fruto ecológico de la variedad 100% arábica es recolectado y procesado por la Cooperativa Comucap integrada exclusivamente por mujeres de la zona. Además, todos los beneficios generados gracias a su actividad productiva son reinvertidos en el desarrollo de programas relacionados con la defensa de los derechos de las mujeres y dan apoyo a un Centro de Atención de víctimas de violencia intrafamiliar.

La panela ecuatoriana Tierra Justa producida de manera tradicional por familias de la Cooperativa Maquita Cushunchic. Para las productoras trabajar desde el Comercio Justo ha supuesto mejorar su economía familiar mediante la estabilización de los precios a lo largo del año, la implementación de prácticas agrícolas que fomentan la conservación de los recursos naturales y el fortalecimiento del trabajo solidario, y respeto por el medio ambiente.

O los chocolates Pacari, que nacieron para cambiar la historia del chocolate en su país. Un cacao bio y de Comercio Justo, en el que los productores- más de 3.500 familias de agricultores- son parte de su desarrollo. Con los mejores productos de la tierra, 100% naturales, ecológicos y libres de soja, lácteos y gluten.

Y a partir de septiembre bajo la marca Gaia&Coast, la línea de maquinas vending con productos Gourmet, saludables, Bio y Comercio Justo local e internacional, proyecto pionero a nivel mundial que COPADE está desarrollando en la actualidad.

La Fundación COPADE-Comercio para el Desarrollo es una entidad privada, apolítica y no lucrativa fundada en 1998 por Javier Fernández y Aurora Fernández que tiene por objetivo impulsar y desarrollar el Comercio Justo, el Consumo Responsable y la preservación del Medio Ambiente a través de Alianzas Publico Privadas.

COPADE trabaja con grupos productores de países tanto del Norte como del Sur para promover estructuras socio-económicas sostenibles y respetuosas con el Medio Ambiente, que hagan a estos grupos agentes de su propio desarrollo. Crea redes participativas entre productores y Administraciones Públicas, empresas, instituciones y otros agentes sociales, tanto a nivel local como mundial, para que impulsen nuevas formas de cooperación económicamente rentables, sostenibles y socialmente responsables.