Creatividad: El arma de los guerreros por un futuro sostenible
23 Abril 2021 • Sociedad y Personas

Creatividad: El arma de los guerreros por un futuro sostenible

  • Carla Zaldua ha desarrollado un algoritmo basado en biomarcadores vocales que detectan y evalúan el deterioro cognitivo y la demencia.
  • Asimob, creada por Estíbaliz Barañano, mejora la seguridad de conductores y futuros vehículos autónomos gracias a datos obtenidos por sensores de IoT.

Por Carmen Gómez-Cotta

El emprendimiento de impacto debe estar en la hoja de ruta para construir un futuro más sólido y sostenible. Eso es algo que la Agenda 2030 de Naciones Unidas dejó claro ya hace más de un lustro. Y el rol de los emprendedores es clave para desarrollar sociedades más justas y resilientes. Destacamos las historias de algunos españoles que están cambiando el mundo.

SUMARIOS •	Carla Zaldua ha desarrollado un algoritmo basado en biomarcadores vocales que detectan y evalúan el deterioro cognitivo y la demencia. •	Asimob, creada por Estíbaliz Barañano, mejora la seguridad de conductores y futuros vehículos autónomos gracias a datos obtenidos por sensores de IoT. TEXTO Por Carmen Gómez-Cotta El emprendimiento de impacto debe estar en la hoja de ruta para construir un futuro más sólido y sostenible. Eso es algo que la Agenda 2030 de Naciones Unidas dejó claro ya hace más de un lustro. Y el rol de los emprendedores es clave para desarrollar sociedades más justas y resilientes. Destacamos las historias de algunos españoles que están cambiando el mundo. Detectar enfermedades a través de la voz Fue el trato con una persona cercana que sufría demencia y a la que se le detectó demasiado tarde –reduciendo así las posibilidades de recuperación– lo que impulsó a Carla Zaldua a fundar Accexible, una startup centrada en la detección precoz de enfermedades a través del análisis del habla. Junto a su hermano Javier y un par de amigos –y gracias a la automatización del big data y la inteligencia artificial–, ha desarrollado un algoritmo basado en biomarcadores vocales que detectan y evalúan el deterioro cognitivo y la demencia. El impacto positivo que esta tecnología puede causar en la salud y vida de las personas es tal que ha sido seleccionada por el Centro de Innovación de Cambridge para acelerar su implantación en Estados Unidos. La energía de las plantas ¿Y si se pudiera producir electricidad a través de la fotosíntesis? Con esa idea en mente, Pablo Vidarte y Javier Rodríguez se pusieron manos a la obra y fundaron Bioo, una startup que aprovecha este proceso natural de las plantas para la producción y el consumo de electricidad. A través de la fotosíntesis, utilizan la luz como motor creando sustancias orgánicas que liberan electrones al descomponerse. Con la tecnología desarrollada por Bioo, estos electrones pasan a la red eléctrica por medio de nanocables, lo que permite utilizar su ene

 

Detectar enfermedades a través de la voz

Fue el trato con una persona cercana que sufría demencia y a la que se le detectó demasiado tarde –reduciendo así las posibilidades de recuperación– lo que impulsó a Carla Zaldua a fundar Accexible, una startup centrada en la detección precoz de enfermedades a través del análisis del habla. Junto a su hermano Javier y un par de amigos –y gracias a la automatización del big data y la inteligencia artificial–, ha desarrollado un algoritmo basado en biomarcadores vocales que detectan y evalúan el deterioro cognitivo y la demencia. El impacto positivo que esta tecnología puede causar en la salud y vida de las personas es tal que ha sido seleccionada por el Centro de Innovación de Cambridge para acelerar su implantación en Estados Unidos.

La energía de las plantas

¿Y si se pudiera producir electricidad a través de la fotosíntesis? Con esa idea en mente, Pablo Vidarte y Javier Rodríguez se pusieron manos a la obra y fundaron Bioo, una startup que aprovecha este proceso natural de las plantas para la producción y el consumo de electricidad. A través de la fotosíntesis, utilizan la luz como motor creando sustancias orgánicas que liberan electrones al descomponerse. Con la tecnología desarrollada por Bioo, estos electrones pasan a la red eléctrica por medio de nanocables, lo que permite utilizar su energía de forma directa. Además, en el proceso también se libera hidrógeno que, al combinarse con el oxígeno del ambiente, produce agua que se usa para el cuidado de las plantas. Un proyecto que en poco tiempo se ha alzado con varios premios internacionales y que, en 2017, fue reconocido por el Parlamento Europeo como el más innovador.

Un coche para todos

¿Qué se puede hacer con un coche que no se usa? Alquilárselo a gente que lo necesita y no tiene uno suena inteligente, además de eficiente. Esto pensó Mar Alarcón cuando fundó SocialCar, la primera plataforma online en España que permite a particulares alquilar sus vehículos a otros conductores por horas, días, semanas e incluso meses. Un negocio social donde todo son ventajas: la optimización de recursos, el uso racional del coche, el ahorro económico para quién lo alquila, los ingresos extra para el propietario y la creación de una comunidad. En resumen, se trata de una empresa de alquiler de vehículos peer to peer (P2P) cuya máxima es el beneficio mutuo y el valor compartido y que ha conseguido, en menos de una década, tener presencia en más de 600 poblaciones, 250.000 usuarios y una gran rentabilidad.

Cuidar a los que cuidan

Después de 10 años asesorando a gobiernos en materia de salud, Oriol Fuertes se dio cuenta de que los sistemas sanitarios son cada vez más caros y su calidad más precaria. Esto le impulsó a dar el salto y crear Qida, una empresa de atención de salud domiciliaria cuyo objetivo es mejorar el sistema sanitario español. Para ello, sabe que lo principal es ofrecer a los pacientes una atención y servicio personalizado sin olvidar a los cuidadores, a quienes muchas veces no se valora y que necesitan recuperar su estatus social. Tal es su éxito que ya cuenta con el sello de empresa social y financiación de la Unión Europea.

Carreteras (sin conductores) seguras

Estado de las señales de tráfico, alarmas por condiciones climatológicas, detección temprana de la degradación de la carretera… Los factores que afectan a las condiciones de la conducción pueden llegar a ser un riesgo si no están debidamente controlados y señalizados. Esto es precisamente lo que inspiró a Estíbaliz Barañano a desarrollar Asimob, una empresa tecnológica cuyo objetivo es mejorar la seguridad tanto de los usuarios de las carreteras como de los vehículos autónomos del futuro. A través de los datos obtenidos por medio de componentes IoT (Internet of Things), sensores y cámaras a bordo de los coches, esta startup vela por la seguridad de todos los usuarios en las vías al aplicar visión artificial y análisis de datos para ofrecer la información más certera y actualizada.

Inversiones por el planeta

José Moncada llevaba varios años trabajando como administrador social del Estado cuando decidió que quería aportar su grano de arena e intentar mejorar el mundo en el que vivimos. Entonces tiró de su conocimiento y experiencia y fundó La Bolsa Social, una plataforma de financiación participativa cuyo objetivo es conectar a empresas con impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente con inversores que compartan los mismos valores y busquen, además de rentabilidad, un sentido a sus inversiones. En casi 7 años, ya cuenta con más de 7.000 miembros, casi 5 millones invertidos, 24 rondas de financiación y es la primera plataforma de crowfunding autorizada por la Comisión Nacional de Mercados de Valores (CNMV).