Lanzaderas de empleo
22 Febrero 2018 • Sociedad y Personas

Lanzaderas de Empleo, un nuevo enfoque en la lucha contra el paro

¿Dónde puedo buscar trabajo con mi edad o con mi experiencia? ¿Cómo puedo mejorar mi currículum? ¿En qué se fija un reclutador en una entrevista? ¿Qué valora una empresa? Son algunas de las preguntas que cada día se formulan miles de personas que están en paro, que realizan solas la búsqueda de trabajo y que demandan apoyo y orientación especializada.

Pensando en estas personas, Fundación Santa María la Real creó en el año 2013 las “Lanzaderas de Empleo”, un innovador programa que usa nuevas técnicas y herramientas de orientación laboral, acordes a las necesidades del mercado laboral actual.

Fundación Santa María la Real creó en la década de los 80 las Escuelas Taller, un programa dual de formación y empleo que ayudó a miles de personas de todo el país a mejorar su inserción laboral, al mismo tiempo que se restauraba y ponía en valor el patrimonio cultural, artístico y natural.

“Lanzaderas de Empleo” es un programa gratuito de orientación laboral que usa nuevas técnicas y herramientas.

Las Escuelas Taller demostraron ser en su día una herramienta eficaz contra el paro; pero a medida que los años pasaban y el mercado laboral cambiaba, las necesidades de las empresas se transformaban y el perfil de las personas desempleadas también se modificaba, la Fundación decidió crear y apostar por una nueva iniciativa, pensada y diseñada para las nuevas coordenadas laborales.

Así la fundación creó en 2013 “Lanzaderas de Empleo”, un programa gratuito de orientación laboral que usa nuevas técnicas y herramientas para ayudar a personas desempleadas a activar y optimizar su búsqueda laboral. Basa su desarrollo en cuatro pilares básicos: equipo, actitud, competencias y proactividad.

Equipos de 20 personas

Las Lanzaderas de Empleo son equipos de 20 personas desempleadas de diferentes edades, niveles formativos y trayectorias laborales que cuentan con la ayuda de un técnico especializado de la Fundación Santa María la Real durante un período máximo de cinco meses para entrenar una nueva búsqueda de trabajo: seria, profesional, colaborativa, proactiva y monitorizada, y por tanto, más eficaz.

“El equipo ha de ser lo más variado y heterogéneo posible para que sus integrantes no compitan entre sí, sino que compartan experiencias y conocimientos, y colaboren mutuamente en la búsqueda de trabajo. Todos buscan trabajo para todos, lo que hace que sus redes de contacto, sus posibilidades y sus oportunidades se multipliquen”, explica el director del programa Lanzaderas de Empleo, Álvaro Retortillo.

Actitud y competencias

La Fundación Santa María la Real ha diseñado la metodología de las lanzaderas para que sus participantes se acerquen a varias disciplinas durante el programa: inteligencia emocional, coaching, comunicación, marca personal, etc. El objetivo es que logren una transformación personal y a partir de ahí un cambio de actitud en su búsqueda de trabajo.

“Las lanzaderas representan un salto cualitativo en las políticas de empleo. No es una medida asistencial que te dice dónde tienes que buscar trabajo o dónde tienes que echar tu currículum; sino que es existencial, ayuda a las personas a superar la soledad del paro, a mejorar su autoconocimiento y autoestima, a reforzar sus habilidades y competencias transversales. Y a partir de ahí, a desarrollar un nuevo plan de búsqueda de empleo más completo, ambicioso y profesional”, agrega Retortillo Osuna.

Proactividad

Cada participante diseña su propio plan de acción en la búsqueda laboral y lo realiza de forma directa, en propia persona en colaboración con el resto de compañeros. La proactividad es clave en un mercado laboral como el actual, global y saturado, por lo que se esfuerzan en presentar autocandidaturas, realizar mapas de empleabilidad, visitar empresas o realizar eventos con reclutadores y empresarios a los que mostrar su marca diferencial, su talento y valía.

Buenos resultados

Con esta metodología comenzaron a funcionar en 2013 las cinco primeras lanzaderas en Palencia y Cantabria. Tras sus buenos resultados, el programa ha ido creciendo durante estos cinco años por todo el país, donde la Fundación Santa María la Real ha desarrollado ya más de 440 lanzaderas para más de 9.000 personas desempleadas, con una media de inserción laboral que se acerca al 60%.

Cultura colaborativa

La misma cultura colaborativa que Fundación Santa María la Real ha aplicado de forma interna para el desarrollo de las lanzaderas, para que sus participantes no compitan, sino colaboren en la búsqueda de trabajo; es la mima que la entidad ha aplicado de forma externa para lograr la ayuda, la implicación y la co-financiación de diferentes administraciones públicas y entidades privadas para poder impulsar las lanzaderas por todo el país, impulsando una nueva estrategia público-privada en la lucha contra la mayor lacra social que padece ahora España.

Alianzas y Voluntariado

El Fondo Social Europeo y Fundación Telefónica se han convertido en los mayores socios de Fundación Santa María la Real para el impulso de las lanzaderas. Pero además, la entidad ha tejido una extensa red de empresas y entidades con las que ha alcanzado convenios para que sus trabajadores, especialistas y voluntarios aportan su conocimiento a los participantes de las lanzaderas, como es el caso de Leroy Merlin. Álvaro Retortillo ha agradecido a Leroy Merlin su compromiso social. “Con este convenio alcanzamos una alianza estratégica con una empresa referente en su sector, que ofrece su apoyo a los participantes de las lanzaderas, abriéndoles sus puertas a sus instalaciones, compartiendo sus ofertas de empleo, y demostrando así su compromiso social en la lucha contra el paro”.