estres en el trabajo
11 Octubre 2018 • Sociedad y Personas

Así afecta el estrés a nuestro trabajo

Así afecta el estrés a nuestro puesto de trabajo Los psicólogos definen el estrés como la “respuesta fisiológica, psicológica y de comportamiento de un sujeto que busca adaptarse y reajustarse a presiones tanto internas como externas”.

Por tanto, si nuestros hábitos laborales no son correctos y la productividad de nuestras actividades no está optimizada, es muy probable que el estrés acabe formando parte de nuestra vida.

No obstante, los expertos hablan de un “estrés bueno” que nos hace superarnos ante adversidades comunes en el día a día, como una presentación ante nuestro manager, la incorporación a un nuevo puesto de trabajo, el cambio de domicilio o una reforma en el hogar. El estrés en una cantidad adecuada es positivo porque activa nuestros mecanismos de defensa, incrementa nuestro rendimiento y nos agudiza los sentidos.

Cuando el estrés nos perjudica

Sin embargo, el estrés contra el que debemos luchar es el “malo”, una cantidad de estrés que tiene efectos perjudiciales en nuestro organismo y nuestra salud.

Intenta, por ejemplo, renegociar los plazos, incluso anular el compromiso (si fuera necesario). Analiza tu organización diaria y busca la manera óptima de repartir los tiempos de trabajo; elimina los “ladrones de tiempo” y sé exigente contigo mismo y con los demás para que no vuelvan a producirse; haz una lista de prioridades y plazos, y céntrate en lo más importante y urgente.

Además, puedes buscar ayuda externa que te facilite la relajación como el yoga o el mindfulness. Esta última técnica, muy de moda en los últimos años, nos ayuda a entrenar nuestra mente para centrarnos en una sola tarea, quitando esa sensación de “quiero hacer varias cosas a la vez y no termino ninguna”.

Una de las claves para reducir el estrés es terminar una tarea antes de iniciar un nuevo proyecto. Así, sentiremos que cerramos fases de manera ordenada.

¿Cómo nos afecta el estrés?

En caso de no eliminar aquellas situaciones sobre las que podemos actuar y nos generan estrés “innecesario”, nos afectará a nuestra vida. Empezará afectando a nuestro descanso y sueño. Por lo tanto, podemos experimentar cambios de humor y aumentar nuestra irritabilidad. Generalmente, el trabajador estresado ve cómo se deterioran sus relaciones personales tanto familiares, como amistades o de pareja. Igualmente, generará un mal ambiente laboral y será más complicado trabajar en equipo. Además, a nivel físico, podrá tener dolores de cabeza, una de las principales consecuencias del estrés, y podrá desarrollar problemas cardiovasculares e incluso enfermedades coronarias.

La profesora de yoga y escritora, Judith Hanson, afirma que “tomarse un tiempo cada día para relajarse y renovarse es esencial para vivir bien”.

Es un buen consejo que debemos aplicar para reducir el estrés laboral. ¿Comenzamos hoy?

Iñigo Vales - Jefe de Sector en Leroy Merlin

Iñigo Vales LeroyCon una amplia experiencia en Retail, llevo 10 años en Leroy Merlin liderando equipos en la búsqueda de la satisfacción de nuestros clientes, buscando el desarrollo de nuestros colaboradores y del negocio, así como la optimización de los recursos disponibles.