reciclar cartuchos impresora
05 Octubre 2018 • Medio Ambiente

¿Cómo se reciclan los cartuchos de impresora?

Si reciclas los cartuchos de impresora puedes ahorrarte dinero a la vez que contribuyes a la conservación del medio ambiente.

Los cartuchos de tinta están compuestos por una combinación de plásticos, metales, espuma, tinta y tóner, y si no son reciclados correctamente, pueden tardar hasta 100 años en descomponerse. Esto incrementa el creciente problema de los residuos electrónicos que en muchas ocasiones pueden llegar a ser tóxicos.

Con alguna de estas 3 sencillas opciones, puedes ayudar a acabar con este problema:

1. Reciclar cartuchos

Si los cartuchos son tratados en plantas de reciclaje especializadas en este deshecho, se pueden recuperar parte de sus materiales para darles una segunda vida, como plásticos, metales y tintas que pueden utilizarse luego para fabricar nuevos productos. Por cada 100.000 cartuchos usados reciclados, se pueden reutilizar 9599 kilogramos de aluminio, 40 toneladas de plástico y 1.000.000 de litros de aceite.

Se reduciría la contaminación del aire y agua asociada con los vertederos e incineración de materiales plásticos. Además, se ahorra agua y energía, al fabricar nuevos productos a partir de materiales reciclados.

¿Dónde reciclar el tóner y cartuchos de la impresora? Puedes consultar en Puntoreciclaje los lugares específicos de tu ciudad dónde reciclan este residuo. También, si has comprado cartuchos compatibles con tu impresora, puedes informarte en la marca, ya que la mayoría, tienen programas de reciclaje y recogida de cartuchos vacíos.

2. ¿Cómo recargar cartuchos?

Esta puede ser otra alternativa. Primero debemos diferenciar entre cartucho y tóner, que son dos términos a menudo confundidos. Los cartuchos contienen tinta líquida y los tóneres, tinta en polvo. Normalmente, las impresoras que se tienen en casa son de cartucho y las impresoras utilizadas en oficinas son de tóner.

La tinta tiene que ser compatible con los cartuchos que ya tienes, por lo que es aconsejable que acudas a una tienda especializada con el cartucho vacío para que puedan recomendarte la mejor tinta. Con este sistema puedes ahorrarte hasta más de la mitad del importe que si compraras un cartucho nuevo.

3. Reutilización de cartuchos y tóner

También existe la posibilidad de comprar cartuchos remanufacturados, en el que las piezas y materiales desgastados son cambiados por la propia marca y se vuelven a poner a la venta. Estos cartuchos tienen el mismo rendimiento que los nuevos, ya que las marcas realizan antes pruebas para comprobarlo. Además, te puedes ahorrar hasta un 20% respecto al precio del cartucho nuevo.

¡Ya sabes! Tomando alguna de estas sencillas medidas, estarás contribuyendo a acabar con el creciente problema de residuos sólidos. Si todos ponemos nuestro granito de arena, podremos conseguir grandes cambios. El calentamiento global nos afecta a todos y está en nuestra mano hacer lo posible para frenarlo.