Casa feliz
13 Julio 2018 • Hogar

Con estas técnicas tu casa puede hacerte más feliz: ¡pruébalas!

La casa es el espejo de nuestra personalidad, refleja nuestros sentimientos y da a conocer a los demás nuestro estado de ánimo. En definitiva, el entorno en el que vivimos habla mucho de quienes somos y como nos sentimos y al mismo tiempo, las estancias de nuestra casa influyen en nuestra felicidad.

El hábitat en que vivimos, como distribuimos los espacios y como decoramos nuestro hogar son factores que pueden afectar nuestra salud, emociones e incluso nuestro comportamiento.

Por eso, si la casa reúne estos potenciales, significa que todo lo que le demos y hacemos por ella nos lo devuelve y se convierte en un beneficio para nuestro bienestar y ayuda a mejorar nuestro equilibrio interno.

Familia casa feliz

 

Sentirte bien en tu propio hogar genera felicidad y conseguirlo es más fácil de lo que piensas, así que aquí te dejamos algunos consejos para crees el espacio perfecto y seas muy feliz.

1. Ilumina tu casa: la luz es el factor que más influye, transmite sensaciones intensas y positivas además de que tiene el poder de cambiar los colores y las percepciones de todos los rincones. Abre las ventanas y deja entrar la luz natural a tu casa, no hay iluminación más pura y limpia que el sol. Nos llena de energía y da vida a los espacios. Para decorar, escoge tonos cálidos y naturales ya que estos harán que tu casa sea más acogedora y envolvente.

2. Ventila a diario: la ventilación natural ayuda a mantener el equilibrio, con solo abrir las ventanas y dejar que el aire corra por lo menos 10 minutos ayuda a desaparecer el aire enrarecido y los malos olores además es algo muy saludable.

3. El poder del color: los colores hablan de nuestros gustos, deseos e ilusiones. Una buena opción es pintar los techos y las paredes de blanco o colores muy claros. Escoge alguna estancia o rincón y dale un acento de color. Apuesta por el color que más te guste, eso hará que te sientas bien.

4. Texturas: decorar tu casa con texturas suaves y envolventes dan toques de felicidad y entra en juego el sentido del tacto. Rodéate de materiales y elementos que al rozar te produzcan sensaciones de bienestar. Tejidos, fibras naturales, madera, piedras, lanas, busca lo que más te haga sentir confort. Además, las texturas ayudan a que te relajes y a que surjan vínculos emocionales.

5. Ordena tu casa: que mantener el orden en tu casa no se vuelva una tarea, haz que se vuelva una actitud de tu día a día. Elimina todo lo que no usas o no necesitas y despeja los espacios. Un entorno limpio mejora tu bienestar.

Casaterapia es un programa de DKiss, producido junto con Leroy Merlin, que muestra casos reales de personas que han transformado sus hogares con el fin de superar sus problemas, mejorar su autoestima, su creatividad y su confianza en sí mismas.